Olvido

primer cafeEl mal amor es como el buen whisky: engaña. En cuanto el primer
trago calma el síndrome de abstinencia y dejan de temblar las manos, cesa la
sudoración y los escalofríos del mono abandonan el cuerpo, sobreviene la certeza
inocente de que «esto» se puede dejar en cualquier momento.

olvidar expareja¡Olvidar es posible! Y no solo es posible, sino que, una vez que hemos olvidado,
recuperamos nuestra vida y la vida recobra sus colores.

rehacer vidaMe parece que «rehacer la vida» después de una separación consiste en dejar de llorar, en dejar de recordar y de lamentarse por lo que se ha perdido y en empezar a sacar cuentas de lo que se puede hacer con lo que se tiene y lo que se va a ganar a partir de ahora.

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto