"La otra"

obsesion otra¡Entonces me paso las noches sin dormir! Estoy obsesionada con la otra. No la conozco, solo sé que es bajita, así que si veo a una mujer bajita —a cualquier mujer bajita— en el autobús, en un café, o en el supermercado, me imagino que es ella. Y me la imagino con él." ¿Te suena?


Cuando alguien habla coloquialmente de «la Otra», generalmente se refiere a
«la amante». La otra es «la querida» —como se dice con desprecio— (la
malquerida, diría yo). Sin embargo, desde el punto de vista de la amante, «la Otra»
es la esposa, la mujer oficial. En definitiva «la Otra», así, con mayúsculas, quien quiera que ella sea, es esa mujer imaginaria que señala que estamos incompletas y a la que atribuimos el poder de saber con precisión en qué consiste ser una mujer. ¿Cómo ser exactamente esa mujer que el hombre espera que seamos y que el hombre desea?
Todas tenemos a una “Otra” en la cabeza. ¿Quién es la tuya?

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto