Este niño me odia

Mariela Michelena psicoanálisis aceptaciónEl bebé también tiene sobradas razones y ocasiones para enfadarse con mamá. Cuando mamá empieza a hacerle saber que él no es lo único, cuando le hace esperar, cuando se retrasa….

El bebé también tiene sobradas razones y ocasiones para enfadarse con mamá. Cuando mamá empieza a hacerle saber que él no es lo único, cuando le hace esperar, cuando se retrasa… Ya vimos que todo cuanto le ocurre al bebé, cualquier frustración, en especial lo desagradable, él lo atribuye a la madre y siente odio. Cuando el bebé mira a la madre, está mirando un reflejo de sí mismo como en un espejo.

Entonces, cuando un bebé siente rabia, va a ver en el rostro de la mamá una mirada de terror, o de vergüenza, o de rabia, o, por el contrario, de cierta comprensión por lo que él puede estar sintiendo. Y la mamá solo podrá reconocer la rabia y el odio de su niño y comprender el motivo si ella está dispuesta a reconocer en sí misma sentimientos de rabia hacia el bebé. Si ha sentido esa rabia, si ha sobrevivido a ella
Y le ha vuelto a querer. Si ha podido odiar a su bebé sin tirarlo por la ventana, sin abandonarlo ni maltratarlo por ello.

Esto es muy importante. Para poder odiar sin destruir, debemos haber tenido constancia de que no es lo mismo Odiar que tirar a alguien por la ventana; que existe la posibilidad de expresar la rabia sin hacer un daño irreparable a la Otra persona. De lo contrario, nos veremos abocados a ocultar nuestro odio preservando una imagen oficial de encantadores, aunque por debajo de la mesa estemos pellizcando o destruyendo al otro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *